4 consejos para que no caer en la desinformación climática

por cristina
0 commentario
4 consejos para que no caer en la desinformación climática

Por: Daniela Segovia

Cuando se habla del cambio climático, los hechos por sí solos pueden no ser suficientes para presentar un argumento convincente.

Arunima Krishna, profesora asistente de comunicaciones en la Universidad de Boston, estudia la propagación de la desinformación de la ciencia climática y -después de realizar una encuesta- descubrió que el 40% de los encuestados eran “receptivos a la desinformación”, lo que significa que ya habían aceptado algún tipo de falsedad sobre el cambio climático.

Además, explicó que la desinformación puede sofocar la conversación sobre un tema importante. Si no crees en el cambio climático o dudas del papel de los humanos en su aceleración, es menos probable que desees discutirlo. Esto significa que deberás encontrar suficientes puntos en común para preparar el escenario para una charla productiva y estas cuatro estrategias te pueden ayudar.

Averigua con quién estás hablando

La gente cae en una de las cuatro categorías, según Krishna. Puede ser inmune, vulnerable, receptivo a la desinformación o puede amplificarla activamente.

Las personas que son “receptivas” ya creen en alguna forma de desinformación y las que son “vulnerables” podrían creer en información falsa en el futuro. Pero, las personas de ambas categorías probablemente seguirán abiertas al diálogo. 

Cuando inicies una conversación, usa el primer minuto para averiguar de qué tipo son. Su redacción debería dejarlo bastante claro y hay una gran diferencia entre: “¿Por qué molestarse en hacer algo de esto? El cambio climático no es causado por humanos” y “¿Estás seguro de que algo de esto realmente funciona?”

Ven preparado y listo para escuchar

El primer paso de Krishna es comprender las creencias de la otra persona, especialmente si alguna ha sido moldeada por la desinformación. Hay tantas falsedades que se han popularizado mediante campañas de desinformación y es importante desenredar los argumentos que los escépticos han aceptado.

Una vez que se comprendan los “hechos” que promueven las campañas de desinformación, se pueden usar cifras basadas ​​en la ciencia para refutarlos directamente.

Tener una conversación cara a cara

Las redes sociales pueden ser el peor lugar para tener este tipo de conversaciones. Después de todo, es donde ocurre mucha desinformación sobre el cambio climático.

El grupo de vigilancia independiente Real Facebook Oversight Board y la organización Stop Funding Heat analizaron más de 195 páginas y grupos de Facebook “dedicados” a la desinformación climática. En el transcurso de ocho meses, encontraron un estimado de 45.000 publicaciones que restaron importancia o negaron la crisis climática, recibiendo entre 818.000 y 1,36 millones de visitas diarias totales.

Según el informe, las personas tienden a creer en los titulares pegadizos de fuentes no verificadas en las redes sociales. La solución de Krishna: tener conversaciones en persona o al menos en mensajes directos.

Mira a tu alrededor

Temas como el cambio climático no siempre se sienten urgentes o inminentes. Las personas tienden a separarse de la crisis, especialmente, cuando algunas de las soluciones son incómodas como: usar menos plástico o conservar la electricidad de manera más consciente.

Por lo tanto, cuanto más puedas conectar el tema con la vida real de alguien, es mejor.

Texto original tomado de Futuro Verde. 

 

También te puede interesar