¿CUÁLES SON TUS MEDIOS Y QUÉ PUEDES HACER CON ELLOS?

por cristina
0 commentario
¿CUÁLES SON TUS MEDIOS Y QUÉ PUEDES HACER CON ELLOS?

Haz lo que puedas, con lo que tengas, donde estés.

Theodore Roosevelt

El planeta no es solo la esfera que gravita en un sistema solar ni son las imágenes que de él se exhiben mostrándonos su grandeza o su grito pidiendo auxilio. Es mucho más que la arcilla donde se siembra y se cosecha.

Fue a través de una conferencia expuesta por Jessica Fernández, Social Entrepeneur y activista mexicana, que hoy me llegó una gran lección de vida. Aprendí que hacer algo por el mundo no es únicamente desarrollar una conciencia ecológica y ponerla en práctica, sino entender que el respeto a la vida es un asunto permanente de filantropía: amar al género humano es amar al mundo.

Generalmente, las personas esperan la subvención de un gobierno, el apoyo de una empresa, la promoción de un medio, la obtención de recursos extras que solventen problemas o carencias. Esperan ayuda de quienes tienen mayor solvencia económica. Y, sí, el dinero es muy importante para ser eficientes, para conseguir beneficios, pero para darlos con eficacia es indispensable la voluntad, que muchas veces proporciona más, incluso teniendo menos.

 

Una fórmula infalible

En algún momento la conferencista exhorta a que todas las personas busquen cuáles son sus medios, piensen qué pueden hacer con ellos y hagan algo. Una filosofía de vida que invita a tener mayor conciencia individual, a trazar un proyecto personal, a crecer como seres humanos.

Este planteamiento converge en una fórmula, que puede ser aplicable a:

  • Las empresas: Conocer debilidades y fortalezas + perseguir un propósito claro = éxito
  • Las personas: Saber quiénes somos y qué tenemos + hacer algo con lo que tengamos = generar un mundo mejor

 

Buen vivir

Las empresas pueden aportar ayuda humanitaria proporcionando fuentes de trabajo, racionalizando sus gastos y reciclando todo lo potencialmente reutilizable. Asimismo, cada persona desde su espacio individual puede aportar racionalizando y reutilizando sus recursos.

El buen vivir del mundo depende mucho de la acción humana, la única capaz de transformar papeles con ideales impresos en acciones reales que pongan fin a la pobreza y al hambre, que garanticen una vida sana y promuevan el bienestar para todos en todas las edades, que susciten el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible. Efectivamente, lo esencial es establecer un propósito, cumplirlo y ponerlo al servicio de la humanidad.

Finalmente, les dejo unas sabias palabras de Eduardo Galeano: “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo.” 

Y les invito a mirar este video:

También te puede interesar