EL COVID-19 NO REINA SOLO

por cristina
0 commentario
EL COVID-19 NO REINA SOLO

La pandemia universal ha captado el interés de todos en un virus desconocido y mortal. Lo cual responde a todos los temores, retos, replanteamientos, riesgos y esperanzas que han invadido masivamente a los países y a cada uno de sus habitantes.

El Covid-19 ha desencadenado una tasa muy alta de morbimortalidad, sin embargo, no es lo único que está atentando contra la vida humana. Por tanto, no deberíamos desentendernos del resto de enfermedades que ya existían antes de la pandemia y que prevalecen junto a ella simultáneamente. Sobre todo, de aquellas silenciosas como la Esclerosis Múltipleuna enfermedad del sistema nervioso que afecta al cerebro y a la médula espinal.

 

Covid -19 y otras patologías

Indudablemente, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) tienen claro este asunto, por lo que han emitido consideraciones con respecto a las discapacidades y rehabilitaciones, así como medidas generales y recomendaciones para el manejo, diagnóstico y tratamiento de enfermedades graves, crónicas o catastróficas durante la pandemia.

Sin embargo, no se han centrado en dar la importancia que cada una de ellas amerita, toda vez que un buen manejo y una respuesta adecuada reflejan o deben reflejar el cumplimiento, en mayor o menor grado, del objetivo 3 de la ODS: Salud y bienestar.

 

Una actitud humanitaria

Circunstancias y vivencias similares hermanan a las personas. Esta identificación muchas veces va más allá de compartir experiencias o animarse ante los sufrimientos. Pues, se dan casos ejemplarizadores, en donde grupos de personas con iguales padecimientos se juntan y promueven formas de ayudarse entre sí y de apoyar a otros que se debaten en condiciones similares.

Podrían citarse diversas asociaciones de gente que lucha contra el SIDA, el cáncer, la diabetes, el Parkinson, o la Esclerosis Múltiple. 

 

Una asociación ejemplar

En este punto hago un aparte para manifestar la complacencia que he tenido después de conocer de cerca el caso de la Asociación de Pacientes de Esclerosis Múltiple y Enfermedades Desmielinizantes de Ecuador (APEMEDE), una entidad que nació hace poco menos de un año.

APEDEME posee una estructura sólida, cuya junta directiva, que es bienal, ejerce las funciones ejecutivas de la asociación.

Está conformada por pacientes conscientes de la enfermedad que padecen, pero aún más conscientes de que pueden generar mejores condiciones de vida. Es un desempeño muy plausible y aleccionador para el mundo entero, no solo para nuestro país.

Ciertamente, los comportamientos que inyectan esperanza a la humanidad son los que deben contagiarse mundialmente. No obstante, qué importante es comprender el apoyo que debemos brindar para cristalizar el objetivo de una vida con calidad y calidez de las personas que conviven con Esclerosis Múltiple.

Definitivamente, vivir con esta enfermedad es complejo, tanto a nivel médico como en lo referente a la vida diaria. Pero, ¿cómo sería sobrellevar este padecimiento en un mundo más sostenible y comprometido con la salud? 

También te puede interesar

Deja un Comentario