Huella de carbono digital: ¿Cuánto contaminan tus hábitos tecnológicos?

por cristina
0 commentario
Huella de carbono digital: ¿Cuánto contaminan tus hábitos tecnológicos?

Tómate un momento. Piensa en cuántas horas aproximadamente has navegado en Internet hoy. ¿Cuántos correos has enviado?

Ahora, revisa tu bandeja de entrada. ¿Cuántos cientos o miles de mails que ya perdieron su utilidad tienes archivados?

Revisa tu celular, cuántas redes sociales tienes descargadas en él

Finalmente, pregúntate: ¿cuánto contaminan tus mails y redes sociales? 

A pesar de que el Internet ha permitido acortar distancias y comunicarse desde cualquier rincón del mundo y a contribuido a la disminución del papel,  no debemos ignorar que cuando usamos la nube para almacenamientos masivos, cuando no eliminamos los correos de nuestra bandeja de entrada y tenemos cuentas en más de una red social, estamos aportando a los gases de efecto invernadero

¿Cómo se produce esta contaminación tecnológica? Si lees un poco más lo descubrirás. 

Recientemente, la Revista GQ publicó un artículo en el que exponía datos alarmantes sobre este tema. 

 

Primero, lee por qué el Internet también contamina 

Para enviar un correo, almacenar información y procesarla se requiere energía, recursos y una enorme infraestructura.

Según el reportaje de GQ, “en 2018 el sector de las Tecnología de Información y Comunicación (ITC por sus siglas en inglés) consumió entre el 6 y el 10% de las energía eléctrica generada en el mundo. Se estima que para 2030 esa cifra aumente al 21% de toda la energía eléctrica, incluido en gran medida el uso de Internet. Se cree que la huella de carbono de la Web pronto podría llegar a iguala a la que genera el transporte mundial, el de mercancías y personas en conjunto”.

La publicación hace cita a  un estudio de la Hamilton’s McMaster University, el cual dice que en los útimos 50 años el consumo de energía de los dispositivos eléctricos ha crecido 600%, la mayoría relacionada con infraestructura para el Internet, incluidos servidores, computadoras y dispositivos móviles inteligentes. 

 

El correo electrónico es la Mayor Fuente de Consumo

 

El correo electrónico es quizás el hábito tecnológico más contaminante, según este estudio. 

Esta afirmación no es nueva; en el 2015 la Conferencia sobre el Cambio Climático de París se dio a conocer este hecho. Posteriormente, se lanzó la campaña #ecleaningdays del Grupo Orange, una iniciativa global que buscó crear conciencia en los cyber usuarios para que limpien sus bandejas de entrada.

 

Las cifras que se publican en GQ de contaminación  son alarmantes: según un reporte de la consultora Two Sides difundido por el International Workplace Group, la actividad vinculada con correos electrónicos en todo el mundo equivale a la huella de carbono que producen 890 millones de autos.

El envío de correos electrónicos contribuye realmente a agregar más a las emisiones de carbono. Se estima que se envían asi 2.4 millones de correos electrónicos cada segundo y se envían unos 74 billones de correos por año, suponiendo que todos los correos electrónicos emiten la estimación más baja (0.3g de CO2 cada uno), el total de CO2 generado en todo el mundo por los correos electrónicos sería de 22 millones de toneladas métricas de CO2 por año. Esto es equivalente a la cantidad de gases de efecto invernadero producidos por casi 5 millones de automóviles. Si todos los correos electrónicos emiten la estimación más alta (50g de CO2 por mensaje), cada año se generarán aproximadamente 4 mil millones de toneladas métricas de CO2 mediante correos electrónicos enviados a todo el mundo. Esto es equivalente al CO2 emitido anualmente por 890 millones de autos.

¿Qué sucede con las redes sociales?

Se estima que al menos el 84% de los usuarios de la Web usan al menos una red social. Gartner, compañía de investigación de tecnologías de la información publicó que para enviar un tuit genera 0.02 gramos de CO2

Por otro lado, la  página especializada en estadística, Stadista, dice que en 2017 Facebook generó 979,000 toneladas métricas de dióxido de carbono.

Recomendaciones

-Haz una limpieza de tus mails. Promueve este hábito en tu organización. En Grupo Ekos estamos promoviendo una campaña para eliminación de correos innecesarios. 

Limita tu número de cuentas en redes sociales. Existen casos de pérdidas de contraseñas que obligan al usuario a crear otra cuenta. Evita que esto suceda.

Date de baja en la suscripción de newsletter que no son de tu interés. 

-Para limpiar tus correos puedes usar la aplicación Clean Fox, creado por una StartUp francesa que elimina gratuitamente newsletters que hacenespacio en tu buzón de correo y además, si lo deseas, puede cancelarte la suscripción. Una parte de sus ingresos está destinada a plantar árboles en Zambia a través de la organización internacional WeForest. 

-Evita enviar correos innecesarios, como cadenas. 

También te puede interesar

Deja un Comentario