LA GRAN PAUSA

por cristina
0 commentario
LA GRAN PAUSA

Hoy me detuve a pensar en los millones de personas que simultáneamente, como nunca antes, estamos buscando respuestas coherentes y factibles para reinventar la vida, mientras el mundo sobrevive a la “Gran Pausa”, como denomina Christiana Figueres, co-fundadora de Global Optimism y ex Secretaria Ejecutiva de la Convención de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, a esta insólita experiencia que está viviendo la humanidad.  Les invito a escuchar el podcast completo:

Y es que tal vez unión es una de las palabras claves que deberá regir el comportamiento humano después de que la luz verde se encienda para indicarnos que debemos continuar con una nueva forma de vida más saludable en todos los sentidos, pero sobre todo más consciente.

Si hacemos un poco de historia, podremos darnos cuenta de que esta catástrofe que soportamos ahora no nació en China hace un par de meses a causa de una crisis sanitaria que se expandió potencialmente, sino que ya hace décadas habíamos permanecido aletargados ante una sucesión de problemas, que solo han ido escalando y que, en su mayor parte, desde siempre fueron responsabilidad de todos.

A esto se añade la ilusoria manera de hacer las cosas aisladamente, cada quien sin salir de su metro cuadrado y alcanzando beneficios limitados, sin inmutarse. Despojados de toda voluntad de contribuir de alguna manera a un mejor manejo de:

  • La economía
  • La crisis política
  • Los recursos naturales
  • Normativas para el bombeo de petróleo y la explotación minera

Y de acciones que frenen: No sé si deba decir que estuvimos esperando a que caiga la gota que derramó el vaso, porque puede sonar muy pesimista, pero después de todo lo dicho, eso ha significado la presencia de la pandemia del Covid-19, una luz roja, una señal de pare en la que se ha detenido indefinidamente el tren de la vida.

¿Qué podemos hacer?

Ante la depresión mundial que nos aqueja hoy en día, ser ciudadanos del mundo y hablar el mismo idioma es imperante para que los países no actúen de forma separada y así lograr enfrentar con mayor fortaleza este desafío que es de todos.

En ese contexto, pienso que, a pesar de la mundialización de la crisis, desde la perspectiva de la resiliencia, la suma de los problemas que estamos sobrellevando debe ser vista primeramente como la necesidad de generar ideas más creativas, que permitan sostenibilidad, y luego como una ocasión propicia para buscar estrategias alternativas que realmente funcionen en beneficio del bien común.

También te puede interesar