LA TIERRA SECA YA PUEDE DAR FRUTOS

por cristina
0 commentario
LA TIERRA SECA YA PUEDE DAR FRUTOS

Cuando leí que las Naciones Unidas había pronosticado que para el 2030 la desertificación ocasionaría la pérdida de hogares y medios de subsistencia a 135 millones de personas en el mundo, realmente me impacté e inmediatamente surgió la pregunta: ¿Estamos haciendo algo para frenar este desastre que se avecina?

Ventajosamente, encontré la respuesta dos párrafos más abajo, donde resaltaba el nombre de la empresa Desert Control del científico noruego Kristian Morten Olesen, quien actualmente está desempeñando un trabajo encomendado en exclusividad para los ángeles sin alas. No se puede pensar de otra manera cuando uno se encuentra de frente con creaciones alucinantes, que, como se expresa en el propio artículo, “van más allá de la lógica y consiguen crear innovaciones inimaginables”.

 

 

No es fácil figurarse un desierto transformado en tierra de cultivo, claro que no, pero para Desert Control es una realidad alcanzada mediante la Nano Arcilla Líquida, una tecnología que fusiona nanopartículas de arcilla y agua para convertirlas en el milagroso material exento de agentes químicos que cambia las propiedades físicas del suelo y convierte a las tierras áridas en terrenos apropiados para el cultivo.

Ciertamente que hablar de un costo que fluctúa entre 1.500 a 8.000 dólares por hectárea, según el tamaño del proyecto, es un precio muy alto. Por ventaja, la empresa de Kristian Morten pretende popularizar el producto entre los gobiernos del mundo y el sector privado, lo cual abaratará los costos a corto plazo.

Motivado por esta esperanzadora noticia, invito a las agroindustrias ecuatorianas a impulsar y desplegar proyectos similares, toda vez que en nuestro país existen zonas desérticas, como los arenales, que aún están a la espera de ser explotados.

También te puede interesar