LOS COLEGIOS PUEDEN SER UNA GRAN COMUNIDAD SOLIDARIA

por cristina
0 commentario
LOS COLEGIOS PUEDEN SER UNA GRAN COMUNIDAD SOLIDARIA

Adaptación y solidaridad. En estas dos palabras se resume el reto que hoy afronta el sistema educativo en Ecuador. Como recordarán, la semana pasada, el Ministerio de Educación indicó que los niños y niñas, así como jóvenes de colegios de la Sierra y Amazonía, concluirán el año lectivo de manera remota. Es la primera vez que nuestro país se enfrenta a un escenario de estas dimensiones.

Hay mucho en juego ahora que los estudiantes se educan con las clases que preparan los maestros a través de plataformas virtuales, pero con la guía de los padres y madres de familia, quienes ya hacen teletrabajo. Se sabe que la Sierra y Oriente, hay 1,9 millones de niños y adolescentes que acuden a las aulas.

Unesco y Unicef han dicho que “En contextos de emergencia, los Estados deben hacer su máximo esfuerzo para velar por el acceso universal y sin discriminación a la educación de los niños, niñas, adolescentes y adultos que estudian, tal como lo establecen los instrumentos internacionales y la propia Constitución del Ecuador en su artículo 26”.

Adaptarse a este nuevo formato de estudio no solo requiere gozar de acceso a las tecnologías necesarias, también demanda que el sistema educativo analice a profundidad la situación económica que vive el país, a fin de tomar las más acertadas decisiones. Para nadie es sorpresa que la crisis que ha provocado el Covid-19, ha agudizado la situación de nuestro precario sistema económico. La verdad es que el aparato productivo de Ecuador está paralizado, cada sector ha visto impactada su producción y sus ingresos y hacen esfuerzos desesperados para sobrevivir. El sector educativo no puede ser la excepción.

Por ello, hoy insto a que los colegios privados conformen una gran comunidad solidaria para apoyar a las madres y padres de familia, muchos quienes ahora cuentan con menores ingresos y otros, han perdido su trabajo. Invito a que las escuelas y colegios privados analicen sus pensiones, tomando en cuenta que la modalidad de estudio hoy es otra. El sector educativo en este momento tendrá gastos mínimos en sus servicios básicos, en uso de materiales didácticos, así como en transporte y alimentación. El mismo Gobierno exhortó a las escuelas a llegar a acuerdos para reducir costos.

«Invitamos a las personas, familias, maestros, empresas y a la sociedad en su conjunto, en pleno ejercicio del derecho y la responsabilidad de participar en el proceso educativo, a sumarse de forma activa a estos esfuerzos para que la educación en esta emergencia no sea suspendida, sino que, por el contrario, se consolide desde una acción común”.

– Unicef y Unesco

Creemos que todos podemos -y debemos- darnos las manos y ayudarnos, porque hoy más que nunca tengo la certeza que juntos podremos superar la crisis.

También te puede interesar