Mundial Qatar 2022: Preocupaciones sobre los Derechos Humanos

por cristina
0 commentario
Mundial Qatar 2022: Preocupaciones sobre los Derechos Humanos

Por: María José Vilac 

 

A menos de un año del inicio de la Copa Mundial de la Fifa 2022, las preguntas sobre el manejo de derechos humanos por parte de la nación anfitriona, Qatar, muestran pocos signos de disminuir, específicamente, en lo que respecta a las leyes estatales contra la homosexualidad.

Nasser Al Khater, director ejecutivo del Comité Organizador del torneo, insiste en que Qatar ha sido tratado «injusta e injustamente» desde que ganó la organización para albergar el torneo hace 11 años.

Entre los críticos más recientes de la Copa del Mundo del próximo año, la primera que se celebrará en Oriente Medio, se encuentra el futbolista australiano Josh Cavallo, el único jugador abiertamente gay en el fútbol masculino de primera categoría.

Cavallo dijo que está «asustado» de jugar en Qatar, donde la homosexualidad es ilegal y se castiga con hasta tres años de prisión.

En respuesta a los temores de Cavallo, Al Khater dijo: «al contrario, le damos la bienvenida aquí en el estado de Qatar, le damos la bienvenida para que venga a ver incluso antes del Mundial… Nadie se siente amenazado aquí, nadie se siente inseguro». 

 

Leyes anti-LGBTIQ+

Esta no es la primera vez que las leyes anti-LGBTIQ+ han sido una preocupación en torno a un importante torneo de fútbol.

En junio, el organismo rector del fútbol europeo, la UEFA, rechazó una solicitud para iluminar el Allianz Arena de Múnich con los colores del arcoiris para el partido de la Eurocopa 2020 entre Alemania y Hungría tras una ley anti-LGBTIQ+ aprobada por el parlamento húngaro

Luego, antes de la Copa del Mundo de 2018, el Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido advirtió, previo al torneo, que los miembros de la comunidad LGBTIQ+ enfrentan un «riesgo significativo» al viajar a Rusia.

Al Khater reconoció que Qatar tiene un enfoque más estricto hacia las demostraciones públicas de afecto en comparación con otros países. Cuando CNN lo presionó sobre las leyes del país, Al Khater se negó a decir que la homosexualidad es ilegal. 

«Qatar y la región son más modestos, y Qatar y la región son más conservadores. Y esto es lo que les pedimos que respeten. Estamos seguros de que los fanáticos respetarán eso … Respetamos las diferentes culturas y esperamos que otras culturas respeten la nuestra»

 

Situación laboral

Durante la última década, Qatar también ha estado bajo presión con respecto al trato que da a los trabajadores migrantes involucrados en la construcción de estadios de la Copa del Mundo y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) dijo, recientemente, que el estado está investigando y reportando muertes en el lugar de trabajo de manera inadecuada. 

A principios de este año, Barun Ghimire, un abogado de derechos humanos, con sede en Katmandú, cuyo trabajo se centra en la explotación de los migrantes nepaleses que trabajan en el extranjero, dijo a CNN que la difícil situación de los trabajadores nepaleses es «particularmente grave en el Golfo».

“Los trabajadores migrantes de los países más pobres van a Qatar en busca de empleo», dijo. Agregó: «la Copa del Mundo de Qatar es realmente la copa sangrienta, la sangre de los trabajadores migrantes». Sin embargo, Ghimire enfatizó que no solo se debe culpar a Qatar. Dijo que el gobierno de Nepal y otros países también deberían ser responsables de no brindar a los trabajadores la protección adecuada en sus países de destino.

En un comunicado, el Ministerio de Trabajo de Qatar dijo que «las cifras reportadas en los medios sobre muertes de trabajadores migrantes han sido tremendamente engañosas».

The Guardian informó a principios de este año que 6.500 trabajadores migrantes han muerto en el país desde que Qatar ganó su candidatura para albergar la Copa del Mundo en 2010, la mayoría de los cuales estaban involucrados en trabajos peligrosos y de bajos salarios, a menudo realizados en condiciones de calor extremo.

Al Khater reiteró que refuta la veracidad del informe, diciendo: «niego categóricamente las declaraciones de The Guardian»Añadió: «esto es algo que debe quedar absolutamente claro. El número de muertes en los estadios de la Copa del Mundo que están relacionadas con el trabajo son tres muertes«.

 

Cambios y reformas

En los últimos años, Qatar ha implementado políticas para reformar su sistema laboral. La ley de patrocinio, conocida como kafala, fue desmantelada el año pasado, permitiendo -en parte- a los trabajadores migrantes cambiar de trabajo antes de que finalicen sus contratos sin requerir el consentimiento de sus empleadores.

El país árabe también introdujo un salario mínimo no discriminatorio de USD 275 por mes, que se aplica tanto a los trabajadores migrantes como a los trabajadores domésticos, una política que, según afirma, es la primera de este tipo en la región.

«El progreso que ha logrado el estado de Qatar en los 10 últimos años no es comparable a ningún progreso que se haya logrado en cualquier parte del mundo en un período de tiempo tan corto», dijo Al Khater.

Varias selecciones nacionales, incluidas Dinamarca, Alemania y Noruega, ya han destacado cuestiones de derechos humanos antes de la Copa del Mundo y es probable que las protestas de los jugadores continúen durante la preparación al torneo del próximo año. 

«¿Estamos preocupados por eso? No, yo no diría que estamos preocupados», dijo Al Khater. «Pero creo que hay una responsabilidad en los jugadores y en las federaciones de asegurarse de que cuando estén tomando posiciones sean precisas y reflejen la realidad”.

 

También te puede interesar