“No elijas la extinción”: la campaña que insta a los líderes mundiales a eliminar los subsidios a los combustibles fósiles

por cristina
0 commentario
“No elijas la extinción”: la campaña que insta a los líderes mundiales a eliminar los subsidios a los combustibles fósiles

Por: Salomé Betancourt

Por cada dólar prometido para hacer frente a la crisis climática en favor de las personas pobres del mundo, se gastan cuatro dólares en subsidios a los combustibles fósiles. Un nuevo informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) refleja esta lamentable situación.

 

¿Qué son los combustibles fósiles?

 

Los combustibles fósiles son, principalmente, una fuente de energía no renovable, y son obtenidos de los restos orgánicos fosilizados que se producen a raíz de los desechos de animales y plantas.

La polémica de su uso se debe a la gran emisión de gases contaminantes y toxinas a la atmósfera que se producen tras su uso. Además, tardan millones de años en regenerarse por lo que pueden agotarse a mediano plazo.

En general, se pueden clasificar en tres tipos: carbón, gas natural y petróleo. Este último es responsable de alrededor del 60% de los productos químicos que proceden de esta industria.

 

‘No elijas la extinción’

 

La nueva campaña «No elijas la extinción» del PNUD busca crear conciencia acerca de los efectos adversos de los subsidios a los combustibles fósiles en las personas y el planeta.

El mundo gasta USD 423.000 millones por año en subsidios a los combustibles fósiles: petróleo, electricidad generada por la quema de otros combustibles fósiles, gas y carbón. Esta cantidad es cuatro veces superior a la que se necesita para ayudar a los países pobres a hacer frente a la crisis climática, acorde al PNUD.

El dinero que se gasta directamente en estos subsidios podría financiar tres veces la erradicación de la pobreza extrema en el mundo. Si se tienen en cuenta los costos indirectos, incluidos los costos para el medio ambiente, la cifra se eleva a casi 6 billones de dólares, según datos publicados recientemente por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Por su parte, el análisis del PNUD destaca que estos fondos, aportados por los contribuyentes, acaban profundizando la desigualdad e impidiendo la acción para combatir el cambio climático.

¿La buena noticia? La apuesta por las fuentes de energía libres de carbono parece ser cada vez más un compromiso global al que las principales voces del mundo se suman en un intento por hacer un llamado urgente a la acción sostenible.

También te puede interesar