No miren arriba: Lo que dice la película del momento sobre el cambio climático

por cristina
0 commentario
No miren arriba: Lo que dice la película del momento sobre el cambio climático

Por: Cristina Guevara

Hace poco se convirtió en la tercera película más vista de Netflix. Don´t Look Up (No miren arriba) ha dado mucho de qué hablar desde su estreno inicial -el pasado 5 de diciembre del 2021- y no precisamente por su elenco actoral de lujo sino porque rompe esquemas en cuanto a películas de ciencia ficción apocalípticas que -como en el caso de Armagedón- suelen terminar con finales felices, con héroes que salvan el planeta y con esperanzas. Esta no tiene final feliz y es contada de manera satírica. El director, Adam McKay, en una ocasión dijo que la obra es un experimento en el cual «la comedia absurda y ridícula convive con la tristeza. Toda la película trata de procesar básicamente la cuestión de qué demonios está ocurriendo en realidad».

El filme, como lo mencioné antes, tiene un gran cast: Leonardo DiCaprio -por ejemplo- interpreta a uno de los protagonistas, el astrónomo Randall Mindy; Jennifer Lawrence -una actriz cada vez más consolidada- también da vida a una astrónoma incomprendida, Kate Diblasky. También participan Cate Blanchet, Ariana Grande, Meryl Streep, Jonah Hill, Timothée Chalamet -una de las grandes jóvenes promesas de los últimos tiempos-, entre otros. 

Pero es la línea argumental  la que deja pensando en el presente y futuro de la humanidad. Se presenta como una analogía del cambio climático, un tema con el que el mismo Leonardo DiCaprio está familiarizado ya que es considerado uno de los más grandes activistas en este tema. El actor declaró en una entrevista que si tuviera que describir la película en una frase sería “ una analogía de la cultura moderna y nuestra incapacidad para escuchar la verdad científica”. También dijo que a lo largo de su carrera siempre buscó un filme con un trasfondo ecológico y que hable de la saturación de noticias sobre el cambio climático. Para él, el director Adam McKay usó “genialmente” a un cometa gigante para mostrar cómo reaccionaron los humanos ante un evento catastrófico desde un punto de vista político, científico y -por supuesto- desde los ciudadanos “de a pie”.

La lectura del director a dicha reacción de la humanidad a un evento fulminante es desalentadora, ya que retrata de forma satírica la realidad de una sociedad saturada de información, que se distrae facilmente de temas realmente importantes como el mismo fin de la humanidad. Esto se evidencia en las escenas en las que los dos astrónomos (interpretados por DiCaprio y Lawrence) tras descubrir que una gran amenaza de extinción se acerca (a través de un meteorito gigante)  buscan ser escuchados. Pero esas “verdades incómodas” son censuradas por demasiados intereses de por medio. Los protagonistas viven en un constante estado de ansiedad ante una sociedad indiferente. Es que aunque en un inicio parece satirizar a los negacionistas, son todos quienes viven dentro del sistema dependiente de la tecnología quienes terminan ignorando la realidad que en la película se traduce en que queda poco tiempo.

Sin embargo, la película no queda exenta de críticas ya que sí bien es cierto que trata de uno de los temas prioritarios en cuanto a sostenibilidad como lo es el cambio climático; la actriz Jennifer Lawrence en una entrevista comentó que a pesar de ser protagonista del filme recibió un salario inferior al de su compañero Leonardo DiCaprio, evidenciando que en Hollywood aún existen brechas salariales que en este caso sería de cinco millones. A pesar de ello, dijo que aceptó el trato y estaba satisfecha con lo que había logrado. “Mira, Leo aporta más taquilla que yo. Soy extremadamente afortunada y feliz con mi trato”, dijo la actriz.

Si no la has visto aún, es un filme recomendado. Al final, te dejará pensando. El director dijo una vez:  “Me encanta el acalorado debate sobre nuestra película. Pero si no se tiene al menos un poco de ansiedad sobre el clima colapsando no estoy seguro de que Don´t Look Up tenga algún sentido. Es como un robot viendo una historia de amor”.

También te puede interesar