Sostenibilidad en una copa de vino

por cristina
1 commentario
Sostenibilidad en una copa de vino

El vino es una bebida  que se adapta a cualquier ocasión y tiene beneficios para la salud. Una copa puede provocar una explosión de sensaciones, encierra años de historia, investigación e innovación.

Junto a Carlos Moro, fundador de la Bodega Matarromera en Valbuena de Duero, en España, comprendí la importancia que tiene esta industria para los países vinícolas. Durante años, se han realizado transformaciones para aumentar la producción, las exportaciones y el consumo masivo. Sin embargo, son pocas las empresas que han implementado procesos para un crecimiento sostenible y amigable con el medio ambiente.

Por eso quiero compartir la experiencia de Carlos. Un hombre apasionado por la tierra y los viñedos, un empresario que encontró soluciones prácticas a los problemas de la industria y a las demandas de los más finos catadores. ¡Algo que no se ve a menudo!

Uno de sus vinos fue catalogado como el mejor del mundo, tras ganar la Gran Medalla de Oro. Un reconocimiento que impulsó la implementación de conceptos ambientalmente responsables, con tecnologías vanguardistas y economía esférica. Un ejemplo que, sin duda, me motiva a creer en la viabilidad de los negocios verdes y su implementación en nuestro país.

¿Sabías que existe vino sin alcohol? Todo esto es posible gracias al primer centro integral de desarrollo sostenible de la Ribera del Duero; y a la planta de deconstrucción molecular que construyó como parte de su modelo de negocio. Actualmente, este viticultor lidera tres empresas, nueve bodegas y sus productos se distribuyen en 80 países.

Todo comienza en un sector, en este caso el vino. Se plantan las viñas, se cosechan las uvas y se crean los vinos. Para aprovechar todos los recursos, implementaron una destilería y lo que sobra de esta producción se usa para crear aguardiente. Después, de algunas investigaciones encontraron que las uvas tienen polifenoles que pueden ser usados en la industria farmacéutica. De esta manera, encontraron otra línea industrial, utilizando sus propios “desechos”, y nació Esdor, cosméticos de alta gama a base de polifenoles de uva de acción antioxidante y con el 85% de ingredientes naturales.

 

 

View this post on Instagram

 

A post shared by ESDOR (@esdorcosmeticos) on

En mi experiencia como emprendedor y empresario, he notado que en el mundo empresarial es posible encontrar oportunidades sostenibles, como lo hizo Carlos; quien unió sus grandes pasiones: los vinos y los negocios.

 

También te puede interesar

1 commentario

Jaime Vega mayo 12, 2019 - 8:01 pm

Saludable empresa . Felicitaciones Carlos Moro

Respuesta

Deja un Comentario