Tendencias 2020 en sostenibilidad empresarial

por cristina
0 commentario
Tendencias 2020 en sostenibilidad empresarial

Ya solo queda una década para cumplir con los objetivos de la Agenda 2030. En este contexto, considero importante repasar las tendencias en sostenibilidad empresarial que tomarán relevancia en el transcurso de este año:

Cambiar la producción energética


Migrar al uso y dependencia de energías fósiles a energías renovables será imperativo para las industrias. Por ejemplo, en Estados Unidos la energía de fuentes responsables representa un 11 % de toda su infraestructura. Aunque, esta pueda no parecer una cifra alentadora, es un avance que demuestra que cada vez existe más interés por incursionar en sistemas que benefician al medioambiente.

 

Reducir el consumo de energía


Optimizar energéticamente nuestros negocios es una premisa que no se puede olvidar. El cambio a luminarias LED es un gran paso para hacer de cualquier instalación un lugar más eficiente. Además, aspectos como el uso de carros eléctricos y sistemas de domótica tomarán relevancia por sus cualidades de ahorro energético y monetario.

 

Promover la agricultura regenerativa


La industria alimentaria tiene en sus manos el poder de cambiar sus sistemas de producción a unos que no afecten la calidad del suelo superior y produzcan infertilidad en la tierra. Es así que, la agricultura regenerativa surgirá como una respuesta práctica que enriquecerá los suelos, acumulará biomasa y retendrá el carbono que va a la atmósfera.

¡Una tendencia que promueve un sistema agrícola inteligente con el medioambiente!

Apostar por el slow fashion


La moda no puede quedar fuera del radar de cambio y, sin duda las empresas de esta industria comenzarán a adquirir materiales sostenibles y sistemas de producción que evitarán el desperdicio, la producción de aguas residuales tóxicas y la liberación de fibras sintéticas al océano. 

 

 

Valorar la reutilización


Cada vez más, los consumidores se enfocarán en incorporar productos reutilizables en su vida cotidiana. La compra sin desperdicio será una tendencia positiva para empresas y consumidores, pues alentará a que las organizaciones se reinventen y comiencen a vender productos con poco o ningún empaque.

También te puede interesar

Deja un Comentario