TODO ES POTENCIALMENTE SOSTENIBLE

por cristina
0 commentario
TODO ES POTENCIALMENTE SOSTENIBLE

La vida continúa, no hay marcha atrás y el nuevo camino que puede vislumbrarse se llama sostenibilidad.

Una sostenibilidad huida del concepto sustentable y pensada como una situación donde todo es potencialmente sostenible y depende de cada uno de nosotros poder darle forma a esta realidad.

¿Quién vive lo sostenible?

Es hermoso escuchar de energías, ciudades o proyectos sostenibles, pues son el resultado favorable tras luchar por un mundo mejor y mientras más proyectos sostenibles se ejecuten, es mayor el aporte para una vida verde.

No obstante, vistas desde afuera, son acciones centralizadas en grupos o empresas, que ciertamente conllevan la noble misión de incentivar este tipo de comportamientos, desde ese despertar de conciencia concebido a raíz de la idea de que, si seguimos así, un solo planeta no nos alcanzará para sobrevivir.

 

Conciencia sostenible

Es necesario comprender que la sostenibilidad no es un lugar al que debemos llegar, es una actitud que debemos llevar con nosotros, mientras vamos construyendo futuro. De modo que, si cada quien decide qué llevar en su valija, podremos decir que, efectivamente, todo es potencialmente sostenible.

Y sí, suena a utopía, por ventaja, existe un antídoto poderoso que se llama educación. A través de ella se puede potenciar los valores humanos, sociales y ecológicos, ligados al cuidado del medio ambiente y al desarrollo sostenible, a través del reciclaje y la racionalización del uso de recursos.

Los países que implanten este tipo de formación en sus escuelas, no estarán formando a los salvadores del mundo, pero estarán despertando a una generación que no tropiece en la misma piedra que hemos tropezado nosotros, y quién sabe, tal vez después de ellos sí venga una generación consciente, conservadora y salvadora del mundo.

La conciencia sostenible es la suma de acciones que prolongará la vida del planeta, cuando se vuelva un comportamiento humano natural el autoanálisis de cómo cada quien puede aportar permanentemente a la práctica de vivir bien.

Les invito a este despertar de una conciencia que no espera que el cambio lo realicen los demás, sino un despertar en el que cada persona comprenda que su cambio es un aporte.

Si yo cambio todo cambia.

También te puede interesar